Newsletter


NAVIDAD 2017: TENDENCIAS Y PERFIL DEL VENDEDOR EN EL PUNTO DE VENTA

Gentileza: Saleslamnd.net

La campaña de Navidad es el evento comercial más esperado del año. El consumo se dispara, los negocios ven cómo crece el tráfico de personas dentro de sus establecimientos y se multiplican las oportunidades de venta.

 

Javier Arellano Director de Punto de Venta de Salesland para LATAM

La campaña de Navidad es el evento comercial más esperado del año. El consumo se dispara, los negocios ven cómo crece el tráfico de personas dentro de sus establecimientos y se multiplican las oportunidades de venta.

A pesar del cambio en los hábitos de consumo de los compradores, que ha dado lugar a compras más reflexivas y por un importe menor, la campaña de Navidad continúa siendo una de las más importantes del año para los puntos de venta, especialmente para los centros comerciales que consiguen durante estos días hasta el 20% de su facturación anual.

Las ventas en Navidad son bastante diferentes a las del resto del año. Una de las principales razones es que la mayoría de los artículos se comprarán para ser regalados. Es por ello que el comportamiento del consumidor y sus pautas cambian de manera radical si las comparamos con las del resto del año. Además, el consumidor se ve obligado a hacer muchas compras y tomar muchas decisiones en muy poco tiempo y en unas condiciones muy determinadas.

Regalos_Navidad

Esta época del año es muy importante para el punto de venta, pues es el lugar idóneo donde las marcas deben influir directamente en la percepción que el consumidor tiene de los productos, a partir de la una adecuada experiencia de compra.

Es preciso dotar al establecimiento de elementos y acciones distintivas, que atraigan la atención del comprador y despierten su interés por los productos y servicios que ofertamos, y capaces de diferenciador de la competencia.

En los puntos de venta, se debe cuidar la distribución de los productos dando mucha importancia a la ubicación de los productos que más se venden por impulso en las navidades y poniéndolos a la vista, mientras que los productos que se compran por necesidad pueden ir en los demás espacios.

Hay que tener en cuenta que la gran totalidad de las empresas emprenden acciones específicas para esta época, por lo que la clave está en la diferenciación. Sin embargo, no debemos perder de vista el objetivo principal, que está precisamente en la satisfacción de nuestros clientes.

La Navidad es una oportunidad única para estrechar lazos con los consumidores habituales pero también con los nuevos clientes, realizando acciones que te permitan acercarte a ellos y agradecerles su fidelidad.

 

El periodo navideño es cuando mayor numero de personas se contratan por parte de las empresas para poder satisfacer la demanda de atención y venta de los consumidores.

Hasta hace poco este tipo de empleos en Navidad estaban cubiertos en su gran mayoría por jóvenes, pero las crisis han sido la consecuencia de que el perfil de personas desempleadas mayores de 45 años o, de larga duración, busque también en la campaña navideña una oportunidad para reengancharse al mercado laboral.

Aunque se trata de contrataciones de carácter temporal, pueden servir de trampolín para quedarse en las empresas con un contrato de mayor duración y, quien sabe, si indefinido. Por eso, se recomiendan no dejar escapar las oportunidades que se presenten.

Debemos seleccionar y formar al personal con las habilidades, actitud y experiencia adecuadas para que todas las personas involucradas entiendan los objetivos a conseguir en la campaña de Navidad. Este personal serán los embajadores de las marcas a las que representan y tendrán el contacto directo con los consumidores para ser un referente en los puntos de venta.

VOLVER