Newsletter


LA IMPORTANCIA DE LA EXPERIENCIA DE COMPRA

Según la consultora Nielsen, seis de cada diez usuarios se desplazan hasta los establecimientos para la compra de alimentos y productos para el cuidado personal o del hogar, no obstante muchos de los consumidores disfrutan haciendo esta actividad como una parte rutinaria.

Esta experiencia rutinaria, para la mitad de los consumidores suele estar ligada de forma especial a tomarse el tiempo para encontrar las mejores ofertas, o bien para buscar productos saludables. Asimismo, un 48% afirma que se toma su tiempo para leer las etiquetas nutricionales de forma cuidadosa, mientras que un porcentaje similar simplemente disfruta comprando algún alimento, algo muy ligado al producto fresco.

Probar nuevos productos

Un 46% de estos usuarios afirma que les gusta probar nuevos productos y marcas en busca de una mayor variedad en la cesta de la compra. A los consumidores les apetece probar cosas nuevas, tienen una gran predisposición a las novedades, lo que se convierte en un auténtico reto para el mercado a la hora de hacer notar en el lineal ese producto, para que sea comprado en alguna ocasión y se consiga fidelizar a los usuarios.

También es destacable la oferta de servicios en el establecimiento o en torno a él, ya que también son un reclamo muy importante a la hora de que los usuarios visiten un lugar u otro. El complemento  a ese experiencia de compra es un elemento más que importante para los usuarios, entre estos destaca el punto de venta de comida prepara que puede solucionar el almuerzo o la cena de ese día, algo que ya hace un 31% de los usuarios.

Además, llenar el depósito del coche en el mismo lugar donde se hace la compra es una opción muy valorada por un 28%. Otro valor añadido es el servicio de cafetería para antes o después de hacer la compra tener un momento de asueto, tal como hace uno de cada cuatro.Otros añadidos a la experiencia de hacer la compra también están vinculados a otras tareas cotidianas, como comprar productos farmacéuticos o medicinas o utilizar servicios bancarios como el cajero automático.

 

VOLVER