Newsletter


De qué forma impacta la sustentabilidad en los hábitos de consumo

El 73% de los consumidores está evaluando cambiar sus hábitos de compra y consumo para incorporar productos sustentables. El 41% está dispuesto a pagar por ello. Y el 46% reemplazaría su marca habitual para adoptar una nueva marca que cumpliera con estándares sustentables. Investigación global de Nielsen.

Tienen packagings menos vistosos, o a veces no tienen packaging en absoluto. Son bastante más caros.  No incluyen demasiadas variedades, sino que a veces se venden en unas pocas presentaciones básicas. Sin embargo, son la única categoría de consumo masivo que crece a tasas de dos dígitos. ¿Qué hay detrás? Uno de los conceptos más poderosos del marketing actual: la sustentabilidad. Una investigación a escala global realizada por Nielsen revela algunos datos interesantes sobre esta tendencia.

Los consumidores no solo exigen que las empresas realicen cambios para mejorar el mundo. A medida que su conciencia sustentable crece, ellos también están haciendo algunos ajustes. La mayoría (73%) de los consumidores evalúan cambiar sus hábitos de consumo para reducir su impacto en el medio ambiente.

La mitad de los encuestados de todo el mundo (49%) dice que están inclinados a pagar precios más altos que el promedio por productos con estándares de alta calidad o seguridad, que los consumidores a menudo asocian con prácticas de sostenibilidad. Justo detrás de la seguridad y el buen funcionamiento, los consumidores están dispuestos a desembolsar más dinero por productos orgánicos (41%), hechos con materiales sostenibles (38%) o que cumplan con las demandas de responsabilidad social (30%).

Al mismo tiempo, muchos consumidores son menos exigentes con respecto a quién está produciendo productos que tienen los atributos sostenibles que están buscando; potencialmente abriendo las puertas a las marcas que no tienen un nombre consolidado. Casi la mitad (46%) de los consumidores globales encuestados dijeron que estarían dispuestos a renunciar a su marca habitual para empezar a comprar productos ecológicos.

 

VOLVER